Consejos

10 posibles causas del trastorno del colapso de colonias

10 posibles causas del trastorno del colapso de colonias

En el otoño de 2006, los apicultores en América del Norte comenzaron a informar sobre la desaparición de colonias enteras de abejas, aparentemente de la noche a la mañana. Solo en los EE. UU., Miles de colonias de abejas se perdieron por el trastorno del colapso de colonias. Las teorías sobre las causas del trastorno del colapso de colonias, o CCD, surgieron casi tan rápido como las abejas desaparecieron. Todavía no se ha identificado una causa única o respuesta definitiva. La mayoría de los investigadores esperan que la respuesta se encuentre en una combinación de factores contribuyentes. Aquí hay diez posibles causas del trastorno del colapso de colonias.
Publicado el 11 de marzo de 2008

01 de 10

Desnutrición

Smith Collection / Gado / Getty Images

Las abejas silvestres se alimentan de la diversidad de flores en su hábitat, disfrutando de una variedad de fuentes de polen y néctar. Las abejas melíferas utilizadas comercialmente limitan su alimentación a cultivos específicos, como almendras, arándanos o cerezas. A las colonias mantenidas por apicultores aficionados no les va mejor, ya que los vecindarios suburbanos y urbanos ofrecen una diversidad vegetal limitada. Las abejas melíferas alimentadas con cultivos individuales, o variedades limitadas de plantas, pueden sufrir deficiencias nutricionales que estresan su sistema inmunológico.

02 de 10

Pesticidas

Sean Gallup / Getty Images

Cualquier desaparición de una especie de insecto implicaría el uso de pesticidas como una causa potencial, y el CCD no es una excepción. Los apicultores están particularmente preocupados por una posible conexión entre el trastorno del colapso de colonias y los neonicotinoides, o pesticidas a base de nicotina. Se sabe que uno de estos pesticidas, el imidacloprid, afecta a los insectos de manera similar a los síntomas de la CCD. La identificación de un pesticida causante probablemente requerirá estudios de residuos de pesticidas en la miel o el polen abandonados por las colonias afectadas.

03 de 10

Cultivos modificados genéticamente

Corbis a través de Getty Images / Getty Images

Otro sospechoso en el caso es el polen de cultivos genéticamente modificados, específicamente maíz alterado para producir Bt ( bacilo turingiensico) toxina. La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que la exposición al polen Bt por sí sola no es una causa probable del trastorno del colapso de colonias. No todas las colmenas que se alimentan de polen de Bt sucumbieron al CCD, y algunas colonias afectadas por el CCD nunca se alimentaron cerca de cultivos genéticamente modificados. Sin embargo, puede existir un posible vínculo entre Bt y las colonias desaparecidas cuando esas abejas han comprometido la salud por otras razones. Investigadores alemanes señalan una posible correlación entre la exposición al polen Bt y la inmunidad comprometida al hongo Nosema.

04 de 10

Apicultura Migratoria

Ian Forsyth / Getty Images

Los apicultores comerciales alquilan sus colmenas a los granjeros, ganando más de los servicios de polinización de lo que podrían ganar solo con la producción de miel. Las colmenas se apilan en la parte trasera de los tractores, se cubren y conducen miles de millas. Para las abejas, la orientación hacia su colmena es vital para la vida, y ser reubicado cada pocos meses debe ser estresante. Además, mover las colmenas por todo el país puede propagar enfermedades y patógenos a medida que las abejas se entremezclan en los campos.

05 de 10

Falta de biodiversidad genética

Tim Graham / Getty Images / Getty Images

Casi todas las abejas reinas en los EE. UU., Y posteriormente todas las abejas melíferas, descienden de uno de varios cientos de reinas reproductoras. Este conjunto genético limitado puede degradar la calidad de las abejas reinas utilizadas para comenzar nuevas colmenas y dar como resultado abejas melíferas que son significativamente más susceptibles a enfermedades y plagas.

06 de 10

Prácticas de apicultura

Joe Raedle / Getty Images

Los estudios sobre cómo los apicultores manejan sus abejas pueden determinar las tendencias que conducen a la desaparición de las colonias. Cómo y con qué se alimentan las abejas ciertamente afectaría su salud directamente. Dividir o combinar las colmenas, aplicar miticidas químicos o administrar antibióticos son prácticas dignas de estudio. Pocos apicultores o investigadores creen que estas prácticas, algunas de las cuales tienen siglos de antigüedad, son la única respuesta al CCD. Sin embargo, estas tensiones en las abejas podrían ser factores contribuyentes y requieren una revisión más cercana.

07 de 10

Parásitos y Patógenos

Phil Walter / Getty Images

Las plagas conocidas de las abejas melíferas, la loque americana y los ácaros traqueales no conducen al trastorno del colapso de colonias por sí mismas, pero algunos sospechan que pueden hacer que las abejas sean más susceptibles a ella. Los apicultores temen más a los ácaros varroa porque transmiten virus además del daño directo que hacen como parásitos. Los productos químicos utilizados para controlar los ácaros varroa comprometen aún más la salud de las abejas. La respuesta al rompecabezas del CCD podría estar en el descubrimiento de una nueva plaga o patógeno no identificado. Por ejemplo, los investigadores descubrieron una nueva especie de Nosema en 2006; Nosema ceranae estuvo presente en el tracto digestivo de algunas colonias con síntomas de CCD.

08 de 10

Toxinas en el medio ambiente

Artem Hvozdkov / Getty Images

La exposición de las abejas melíferas a las toxinas en el medio ambiente también justifica la investigación, y algunos productos químicos sospechosos como causa del trastorno del colapso de colonias. Las fuentes de agua pueden tratarse para controlar otros insectos o contener residuos químicos de la escorrentía. Las abejas que se alimentan pueden verse afectadas por productos químicos domésticos o industriales, por contacto o inhalación. Las posibilidades de exposición tóxica dificultan la identificación de una causa definitiva, pero esta teoría requiere la atención de los científicos.

09 de 10

Radiación electromagnética

Tim Graham / Getty Images

Una teoría ampliamente divulgada de que los teléfonos celulares pueden ser los culpables del trastorno del colapso de colonias demostró ser una representación inexacta de un estudio de investigación realizado en Alemania. Los científicos buscaron un vínculo entre el comportamiento de las abejas y los campos electromagnéticos de corto alcance. Llegaron a la conclusión de que no existe una correlación entre la incapacidad de las abejas para regresar a sus colmenas y la exposición a esas frecuencias de radio. Los científicos rechazaron con vehemencia cualquier sugerencia de que los teléfonos celulares o las torres celulares sean responsables del CCD.

10 de 10

Cambio climático

zhuyongming / Getty Images

El aumento de las temperaturas globales provoca una reacción en cadena a través del ecosistema. Los patrones climáticos erráticos conducen a inviernos inusualmente cálidos, sequías e inundaciones, todo lo cual afecta a las plantas con flores. Las plantas pueden florecer temprano, antes de que las abejas puedan volar, o pueden no producir flores, lo que limita el suministro de néctar y polen. Algunos apicultores creen que el calentamiento global es el culpable, aunque solo en parte, del trastorno del colapso de colonias.